Violencia y Consumismo

La policía del condado Harris en Texas, emprendió la búsqueda y detención de Josué de 17 años, quien ahora enfrenta una posible condena de cárcel, ¿pero quién es Josué y de qué se le acusa? Josué es un chico normal es estudiante, quienes lo conocen dicen que es muy tranquilo, pero ahora también es sospechoso junto con otros dos amigos, de haberle robado unos tenis a una persona que los estaba vendiendo a través de Facebook.


Según el reporte de la policía, Josué contactó por medio de internet a al vendedor de los tenis, al llegar al parque donde habrían acordado la compra venta, Josué era acompañado por dos jóvenes más, quienes en conjunto golpearon por la espalda a la víctima, lo retuvieron en el suelo, mientras uno de ellos entraba en el auto del vendedor para robarle los tenis.


Historias como esta, tristemente son muy comunes, el 98% de las personas de todas las edades que han sido procesadas por el delito de robo o fraude y que después participaron en proyectos de reinserción social, confiesan después de haber reflexionado su falta, que la razón de haber robado fue solo por el deseo de poseer algún bien material o posición económica de estatus, es decir ninguno robó comida por estar muriendo de hambre, robaron o cometieron un fraude porque querían disfrutar un viaje, tener un coche nuevo o un nuevo par de tenis. Está demostrado que a nivel mundial existe una relación estrecha entre el aumento de niveles de consumo de productos que no son de primera necesidad y la violencia.


Cuando se han presentado saqueos en centros comerciales gente de todas las edades ha robado sin el menor empacho cualquier tipo de electrodomésticos o artículos que en definitiva no eran precisamente para comer o porque estuvieran muriendo de hambre. Pero antes de caer en el juego de la crítica a lo que están haciendo mal los otros, debemos iniciar en lo individual, ¿Qué estoy haciendo yo? Aunque es una maraña difícil de solucionar pensemos que el solo tener, no es lo que nos hace mejores personas, todos tenemos aspiraciones y metas, pero si no son las adecuadas, las consecuencias nos cobrarán la factura.


Te comparto 3 claves que tomo de lo anterior, para nuestra mejora personal:


Primera clave: Las cosas que valen la pena en la vida, son las que se logran a base de constancia. Aunque vivimos en un mundo que desea que todo sea rápido, no podemos aplicar la misma receta para los proyectos personales que son a largo plazo.


Segunda clave: La felicidad de tener, no sirve de nada si no va de la mano con el gusto de compartir y aunque el mundo nos bombardee con mensajes contrarios, el ser humano que se aísla solo en el poseer va hacia el precipicio. Anótalo.


Tercera clave: Conviértete en dueño de tus impulsos, a diferencia de los animales los seres humanos contamos con la capacidad de decisión, y es justo esa capacidad de decisión la que nos permite elegir sin arrebatos.


Porque al final del día somos resultado de nuestras decisiones.

Más contenido:
  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Icono social LinkedIn

#ProductividadPersonal newsletter

Recibe en tu e-mail las mejoras ideas para tu mejora personal.