Metas alcanzables y medibles


En el cuento de Alicia en el País de las Maravillas hay unas excelentes líneas que nos hablan sobre las metas; cuando Alicia pregunta al gato:


Alicia:-“Dime gato: ¿Cuál es el camino correcto?”

Gato.- ¿A dónde te diriges?”

Alicia.- “No lo sé”

Gato.- “Si no sabes dónde vas, no importa qué camino eliges!”


De igual forma pasa con nuestras acciones diarias, no importa en realidad lo que hagamos si no tenemos claro para qué lo hacemos.


Los mexicanos no tenemos fama de saber planear, pero algún día hay que empezar, la mejor forma de alcanzar un objetivo o meta es definirla y proponernos pequeños pasos para conseguirlo, te propongo 3 claves:


1.-Establece una Meta que sea alcanzable:


Es bueno soñar en grande pero para planear acciones concretas hay que ser realistas, está bien que tu meta sea “Jugar en el Real Madrid” pero primero hay que empezar por hacer ejercicio, no quiero decir que no podamos desear cosas enormes, pero debemos planear un paso a la vez, entonces lo primero es proponerte una meta alcanzable que puede ser un primer paso de una meta mayor.


2.- Establece una Meta que puedas medir:


No es lo mismo decir “quiero bajar de peso” que “quiero bajar 5 kilos en 5 meses”, No es lo mismo decir “quiero ahorrar” que “voy a ahorrar 100 pesos cada mes los próximos 6 meses” de esta forma estás indicando un plazo y un indicador al que deseas llegar, como la mente es tan poderosa, lograr algo es más sencillo cuando podemos visualizarlo y saber que hay un plazo límite.


3.-Define los pasos para conseguirla y aférrate:


Lo siguiente es preguntarnos ¿Cómo pretendemos alcanzar esa meta alcanzable y medible? ¿Cómo le hago para bajar un kilo este mes? ¿Cómo le hago para ahorrar 100 pesos este mes? De estas preguntas surgirán acciones específicas como salir a correr todos los días, o dejar de comprar cosas innecesarias y entonces empezamos a aferrarnos.


Esas acciones que definimos deben ser realizadas de forma constante, dicen los expertos que si realizamos un buen hábito por 30 días consecutivos, nuestra mente se entrenará en ello. Y el día 31, realizar esta acción será parte de nuestros hábitos.


Te invito a ponerlo en práctica, porque todos queremos mejorar pero pocos de verdad se atreven.


Porque al final del día somos resultado de nuestras decisiones.

Más contenido:
  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Icono social LinkedIn

#ProductividadPersonal newsletter

Recibe en tu e-mail las mejoras ideas para tu mejora personal.